Descubrirán el perdón de Dios aprendiendo a perdonar y a pedir perdón, a entender la importancia de que todo lo que hacemos y cómo nos comportamos con los demás tiene consecuencias y hay que saber reconocer los errores.​